buscar

  Comercio

Estos seguros son multiriesgo para comercio y oficinas, concebidos como respuesta única y flexible a las necesidades de distintos segmentos del mercado. Están diseñados para cubrir cualquier riesgo que pueda correr su comercio u oficina, de manera que nadie detenga tu actividad ni suponga una pérdida de beneficios.

Los seguros de negocio u oficina existen para proteger su empresa frente a los riesgos a los que está expuesta. El objetivo es ofrecer, en una sola póliza, un gran número de coberturas que resuelvan las necesidades aseguradoras de cualquier actividad empresarial protegiendo los intereses económicos ante un eventual siniestro.

RSCS dispone de un equipo de profesionales que analizará las características de su negocio para ofrecerle aquel producto que mejor se ajuste a sus necesidades.

  Transportes

La finalidad de los seguros de transporte consiste en amparar los bienes transportados contra los riesgos que puedan afectarles durante su desplazamiento de un lugar a otro y en el transcurso de períodos en que los bienes deben permanecer en reposo debido a las circunstancias del viaje (carga/descarga, estancias…). Además, cubre los daños producidos al medio de transporte y a terceros.

En los seguros de transporte existen distintas maneras de configurar una póliza según las necesidades y características de cada caso. Así, las más comunes son:

 

Pólizas aisladas:
Se utilizan para cubrir un solo viaje. Su duración es por el periodo que dure el viaje y, en el caso de mercancías, como máximo 6 meses desde la fecha de emisión.
Pólizas abiertas:
Se utilizan para una operación o un conjunto de ellas relacionadas que implique un número considerable de viajes. Su duración es por el periodo de la operación.
Pólizas flotantes:
Tiene una duración indefinida y se mantiene vigente mientras no se oponga ninguna de las partes. Sirven para cubrir todas las operaciones de un asegurado en unas ciertas condiciones, límites y ámbitos convenidos. El asegurado da comunicación de cada viaje mediante un Boletín y la prima se regula periódicamente mediante suplementos en función del número de viajes efectuados y el valor asegurado en cada uno de ellos.
Pólizas sobre volúmenes:
Estas pólizas se basan en la facturación o el volumen que se pretende asegurar sin necesidad de comunicar cada desplazamiento. En función de este parámetro se calcula una prima anual, siendo regularizable después de cada periodo, según el volumen realmente transportado.

 

Nuestro equipo asesor le informará de los factores que principalmente influyen en la suscripción de un seguro de estas características, tales como:

  •   Los bienes asegurados
  •   El tipo y calidad del medio utilizado
  •   El ámbito geográfico donde se realice el transporte
  •   Los términos de compra-venta
  •   El valor de las mercancías
  •   Etc.

  Construcción

La razón de ser de este producto se encuentra en la existencia cierta de una gran variedad de riesgos que se presentan en la ejecución de cualquier obra.

Estos riesgos, aleatorios, pueden acarrear daños cuya reparación afecte al desarrollo previsto de la obra, tanto en su presupuesto como en su programa. Un retraso en la fecha de terminación puede también representar, por supuesto, una afección económica.

El régimen de garantías para las obras de edificación está regulado en el artículo 19 L.O.E. que establece la obligatoriedad de asegurar los posibles daños materiales de la forma siguiente:

  •   Seguro de daños materiales o seguro de caución para garantizar, durante un año, el resarcimiento de los daños materiales por defectos en la construcción que afecten a elementos de terminación o acabado del edificio, que podrá ser sustituido por la retención del promotor de un 5% del importe de ejecución de la obra. El capital asegurado será el 5% del coste final de la ejecución de la obra, incluidos honorarios profesionales. 
  •   Seguro de daños materiales o de caución para garantizar, durante tres años, el resarcimiento de daños materiales por defectos o vicios que afecten a la habitabilidad del edificio. El capital asegurado será del 30% del coste final de ejecución de obra, incluido honorarios profesionales.
  •   Seguro de daños materiales o de caución que garantice, durante diez años, el resarcimiento de los daños materiales por los defectos o vicios constructivos que afectan a la cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga u otros elementos estructurales relacionados con la estabilidad del edificio. El capital asegurado será del 100% del coste final de obra, incluidos honorarios profesionales.

No se inscribirán en el Registro de la Propiedad ninguna escritura pública de obra nueva que no acredite la constitución de las anteriores garantías (Art. 20 L.O.E.).

  Responsabilidad Civil

Toda persona física o jurídica es susceptible de producir un daño a un tercero, ya sea por acción, omisión o negligencia.

El daño puede conllevar consecuencias penales, cuando la acción, omisión o negligencia está tipificada como delito, consecuencias civiles cuando se entienda que no siendo delito, sea preciso reparar o reponer la situación anterior al daño o ambas.

La responsabilidad civil basa su fundamento en los artículos 1.902, 1.903 y siguientes del Código Civil:

  El art. 1.902 de Código Civil establece:
  El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado.  
  El art. 1.903 añade:
  La obligación que impone el artículo anterior es exigible, no sólo por los actos u omisiones propios, sino por los de aquellas personas de quienes se debe responder.  

Los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentren bajo su guarda. Los tutores lo son de los perjuicios causados por los menores o incapacitados que están bajo su autoridad y habitan en su compañía. Lo son igualmente los dueños o directores de un establecimiento y empresa respecto de los perjuicios causados por sus dependientes en el servicio de los ramos en que los tuvieran empleados, o con ocasión de sus funciones.

El seguro de responsabilidad civil, como cualquier seguro, consiste en trasladar la incertidumbre del coste que uno o varios daños producidos a terceros puede suponer para la economía de una persona, ya sea física o jurídica, a una compañía a cambio de un coste conocido, la prima y hasta los limites contratados.

La compañía aseguradora se compromete a indemnizar al asegurado del daño que pueda experimentar su patrimonio a consecuencia de la reclamación que le efectúe un tercero.

Su cobertura tiene por objeto:

  •   Cubrir el pago de las indemnizaciones por daños corporales, materiales o patrimoniales causados a terceros que pudieran ser culpa del asegurado o de las personas de quien deba responder, por hechos derivados de su vida privada o profesional.
  •   La constitución de fianzas y costas judiciales exigidas al asegurado por reclamaciones de terceros, siempre que el motivo de la reclamación esté incluido en esta cobertura.

Algunos hechos expresamente incluidos en la cobertura de responsabilidad civil son, entre otros muchos, los derivados de:

  •   El asegurado en su condición de cabeza de familia y de las personas de quienes debe responder.
  •   Como propietario o inquilino de viviendas dedicadas a residencia del asegurado.
  •   Daños a consecuencia de agua, incendio o explosión, causados a terceros.
  •   Por actos u omisión del personal doméstico.
  •   Poseedor de animales domésticos.

Las exclusiones típicas y generalizadas de la cobertura de responsabilidad civil privada son, entre otras:

  •   Participar en apuestas, desafíos o competiciones.
  •   Por daños a bienes de terceros en poder del asegurado.
  •   Familiares hasta segundo grado de parentesco o personas que convivan habitualmente con el asegurado.
  •   Sanciones, multas o impago de las mismas.
  +34 957 497 606

  +34 957 475 658

  rscentral@rodolfoservan.com

INFORMACIÓN